top of page

Alquimizando la Astrología

Actualizado: 12 may 2021

Por años se ha pensado que la Astrología y los signos del zodiaco solo sirven para determinar el futuro de una persona y predecirlo. Que solo sirven para ver qué es lo que depara el destino y mentalizarse sobre lo que le va tocar experimentar, porque la vida está marcada y solo existe un camino. Pero en realidad la Astrología va mucho más allá de considerarse como una herramienta que predice, ya que es un hermoso instrumento que nos permite conectarnos con la esencia con la que decidimos venir a vivir esta existencia. La astrología nos ayuda a entender los aprendizajes y experiencias que el alma quiso venir a vivir, y nos ayuda a ser conscientes, integrar y entender quiénes somos, para poder pintar nuestra vida en amor.



En los últimos años se ha podido observar como la Astrología esta volviendo a su origen, está tomando nuevamente el rumbo para lo que fue creada, un rumbo que marca que es una de las herramientas más poderosa para entender quiénes somos, como somos, y como nos desenvolvemos en las áreas de nuestra vida. Darnos la oportunidad de conocer y comprender esto, nos permite tener una relación más amorosa con nosotros mismos y poder retomar la responsabilidad de ser felices en nuestras manos.


La Astrología no es predicción la astrología es un arte milenario adoptado por muchas civilizaciones en pro de entender y potencializar la esencia de lo que somos. Nos vincula con nuestro reconocimiento y amor hacia nosotros mismos y por lo tanto nos ayuda a comprender y entender que todos somos diferentes, únicos, y suficientes. Nos ayuda a quitarnos de la cabeza prejuiciosos y preconceptos que han pasado de generación en generación, qué se tiene que ser de determinada forma o seguir los pasos de nuestros ancestros.


La astrología nos ayuda a comprender que cada ser humano es único, y no podemos comparar nuestro camino y lo que somos con nadie. No podemos comparar la forma de sentir, la forma de ser, los dones y talentos que cada uno tiene, porque todos somos absolutamente únicos e irrepetibles. Nos ayuda a ser más amables con nosotras(os) mismas(os), nos ayuda a entender esas posibles incoherencias que podemos tener con las circunstancias que vivimos día a día, nos ayuda a entender porque hoy me siento de una forma y mañana de otra. Nos ayuda a reencontrarnos con el poder más grande que existe en el universo, el AMOR.


Esa Astrología que te devuelve la responsabilidad de tu vida a tus manos; esa que te quita de la cabeza que solo tienes un destino marcado, y que tienes que vivir esa vida porque fue lo que te toco vivir; esa que te quita de la cabeza que tienes que sufrir para lograr cosas buenas en tu vida; esa que te quita de la cabeza que tienes que sacrificarte para merecer; esa que te quita de la cabeza que la vida es un drama, es dolor y competencia; esa que te ayuda a identificar esas cargas que tienes en la espalda, esos roles que asumiste que durmieron el maravilloso ser que eres; esa que te ayuda a quitar el caparazón que te pusiste encima para defenderte del mundo y que por eso no has podido ver el mundo que te rodea de una forma simple, fluida y sencilla; esa que te invita a reencontrarte con tu vulnerabilidad para que actúes desde el alma y el corazón y te permitas sentir esta hermosa vida desde todos los ámbitos; esa que te dice que hablar y sentir las emociones que emanan de ti no es de débiles, sino al contrario de valientes; esa astrología que te invita a creer y confiar profundamente en lo que eres; esa astrología se llama ASTROLOGÍA ESPIRITUAL.


Esta astrología enseñada hace más de 3.000 años en antiguas civilizaciones y que fue la base de lo que se puede ver hoy, integra al amor como su base, y la conexión con la Divinidad como su núcleo.

A veces pensamos que la vida es complicada y pensamos que, viviéndola en automático, sin querer profundizar en nuestras emociones y lo que nuestro corazón quiere y siente en realidad, es la forma más fácil para afrontarla, y la verdad es que es todo lo contrario.

Al no permitirnos ver, sentir, aceptar y responsabilizarnos por nuestra vida, nuestra alma puede llevarnos a que experimentemos aprendizajes que nos pueden traer experiencias en dolor, perdiéndonos de todos los regalos maravillosos que el universo, la energía Divina tiene para nosotros, con los que solo logramos conectar cuando decidimos comprometernos y conectarnos en realidad con quienes somos.


En la Astrología Espiritual hay algo muy importante y es tu libre albedrío, no hay nada que esté por encima de él, ningún consejo Divino o posición planetaria. Tu eres el único hacedor y responsable de tu destino y de lo que elijas vivir día a día.


Cree en ti y volverás a ser consciente de tu camino. Al verte, sin comparaciones, sintiéndote como un ser único e irrepetible, encontrarás la manera para disfrutar esta hermosa existencia.



Gina Jiménez Carranza - Mentora Astrológica y Espiritual


No se permite la publicación total o parcial de este contenido sin previa autorización. El contenido de este blog es educativo para fomentar la conexión contigo mismo, con tu alma y corazón. Si deseas mentoría personalizada, escríbeme y agenda tu sesión.


Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page